El Fortín de la pizza

Recuerda que si necesitas pedir cualquier tipo de marisco para elaborar esta receta, puedes pedirlo directamente on line en marisco a domicilio, donde puedes encontrar marisco gallego de la mejor calidad.

Es sábado a la noche y la esquina de Lope de Vega y Álvarez Jonte, en el barrio de Monte Castro, está repleta de gente. Es ahí donde se ubica una de las mejores pizzerías de la ciudad: El Fortín. La fila para entrar es larguísima pero vale 100% la pena.

El Fortín que conocemos hoy nació en 1962 cuando los españoles Manuel y Andrés Iglesia y Manolo Montaña y sus amigos argentinos Eduardo “Cholo” Bersaquia y Perfecto Purdón decidieron comprar el local y transformar la pizzería que ya funcionaba allí en la leyenda que aún hoy sigue vigente.

Si vas con poco tiempo podés pedirte una porción de muzza o de jamón y morrones (mis favoritas), un vaso de moscato con soda o un porrón de cerveza y por supuesto una porción de fainá y disfrutarlos en la barra. También podés ir con amigos, sentarte en una de las mesas de la ventana, pedirte una grande y ver como los transeúntes envidian tu suerte. Y si por casualidad tenés el apetito de Hulk y te quedás con hambre, pedite el postre de la casa y ahí sí que no te podés quejar.

Está abierta todos los días desde las 10 hasta el cierre. No es apta para dietas.

Si querés una vista previa antes de ir mirá esta nota y vas a querer salir corriendo para allá.

¿Cómo llegar?

Colectivos que te llevan: 25, 53, 106, 107, 135, 181. Y si querés ir en taxi, solamente tenés que decirle “Chofer, lléveme a comer la mejor pizza de Monte Castro” y él te va a entender.

¿Qué esperás para visitarla?


Si buscas un vuelo, aqui los tienes baratos


Esta entrada fue publicada el Lunes, Agosto 31st, 2015 at 13:18 Bajo la categoria Sin categoría. Puedes seguir las respuestas a traves del RSS 2.0 feed. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply