El mejillón

Recuerda que si necesitas pedir cualquier tipo de marisco para elaborar esta receta, puedes pedirlo directamente on line en marisco a domicilio, donde puedes encontrar marisco gallego de la mejor calidad.

Hoy venimos con un producto tremendamente versátil, sabroso y saludable. El mejillón es ideal para multitud de recetas y también para comer solitos en su jugo. Vamos a conocer qué nos aporta este increíble alimento y después terminaremos con una deliciosa receta muy sencilla, rápida y apta para cualquier estación del año.

Las proporciones de los nutrientes de los mejillones pueden variar según el tipo y la cantidad del alimento, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes. Recuerda que según la preparación de los mejillones, pueden variar sus propiedades y características nutricionales.

Los mejillones son una rica fuente de muchas vitaminas y minerales esenciales. Los mejillones son ricos en vitaminas del complejo B, vitamina C, ácido fólico, hierro, fósforo, manganeso, selenio y zinc.

Tienen la capacidad de eclipsar a la mayoría de alimentos cuando se trata de su vitamina B12, selenio y manganeso. 80 gramos de mejillones cocidos, nos proporcionan 20,4 microgramos de vitamina B12, cumpliendo con el 340 por ciento del valor diario recomendado de este nutriente.

La vitamina B12 es esencial para la salud del sistema nervioso, la formación de los glóbulos rojos y para el adecuado crecimiento y desarrollo. En la misma cantidad de mejillones también encontramos un 108 por ciento del valor diario recomendado de selenio y un 288 por ciento de manganeso. El selenio es importante para la función del sistema inmunológico y da apoyo a la glándula tiroides, mientras que el manganeso está implicado en la salud ósea y el metabolismo energético.

El consumo de alimentos ricos en proteínas de alta calidad, como es el caso de los mejillones, nos aporta beneficios para nuestra salud, cuidando nuestro corazón y aportando fibra a nuestra dieta. Esto último puede ser interesante, si queremos controlar nuestra figura.

Los mejillones tienen un bajo contenido en grasas totales y saturadas, pero este tipo de moluscos, son una de las fuentes más ricas en un ácido graso insaturado beneficioso para nuestro corazón. Este ácido es conocido colectivamente como ácido graso omega-3.  Éste nos ofrece beneficios cardioprotectores, disminuyendo el riesgo a desarrollar latidos cardíacos anormales y regulan los niveles de triglicéridos y en general, los niveles de grasa en la sangre. Ambos de estos beneficios contribuyen a una reducción del riesgo de ataque cardíaco o de muerte súbita por enfermedad cardíaca.

La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, el yodo de los mejillones, ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. Al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

Está claro que el mejillón es un alimento lleno de beneficios para nuestro organismo por lo que debemos introducirlo en nuestra dieta, así que vamos a por una receta sencilla y sabrosa, ¡¡como nos gusta a nosotros!!

 

SPAGHETTI CON MEJILLONES Y TOMATE NATURAL

INGREDIENTES:

  • 400gr de spaghetti
  • 300gr de mejillones limpios
  • 1 cebolla picada muy fina
  • 3 dientes de ajo machacados
  • 3 o 4 tomates pelados y cortados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 vasito de vino blanco (opcional)
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta al gusto

ELABORACIÓN:

Calentar el aceite en una cacerola grande a fuego medio, agregar la cebolla y pochar durante 4 minutos o hasta que se ablande.

Agregar el ajo y el vino, y cocinar unos 2 minutos. Agregar los tomates troceados, y cocinar a fuego lento por unos 15-20 minutos más, revolviendo de vez en cuando hasta que evapore un poco el agua del tomate. Condimentar con sal y pimienta al gusto.

Mientras cocinar la pasta en agua hirviendo con sal hasta que estén al dente. Escurrir, añadir un chorrito de aceite en crudo y reservar.

Añadir la salsa, los mejillones,  tapar y cocinar durante 2 o 4 minutos. Añadir el perejil a la salsa, mezclar bien con la pasta y servir.

Nota: si se usan mejillones al natural en conserva solo necesita 2 minutos de cocción a fuego bajo al final echándolos junto con el caldito. Si usamos mejillones frescos, al echarlos al final de la cocción habría que dejarlos unos 4 minutos a fuego medio-alto y una vez cocidos desechar los que no se abrieron.


Si buscas un vuelo, aqui los tienes baratos


Esta entrada fue publicada el Jueves, Junio 22nd, 2017 at 14:55 Bajo la categoria Sin categoría. Puedes seguir las respuestas a traves del RSS 2.0 feed. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply