La pizza: Un amor a la napolitana

Recuerda que si necesitas pedir cualquier tipo de marisco para elaborar esta receta, puedes pedirlo directamente on line en marisco a domicilio, donde puedes encontrar marisco gallego de la mejor calidad.

Teniendo en cuenta que el tomate llegó a tierras europeas en el XVI y hasta finales del XVII la población no lo aceptó como un alimento, el nacimiento de la pizza más básica, formada esencialmente por masa de pan, queso y salsa de tomate, nunca pudo haber tenido lugar antes del siglo XVII. Muy probablemente en Italia y más concretamente en la ciudad de Nápoles. Pero su alumbramiento más primario, dejando a un lado el tomate, sí puede remontarse siglos y siglos atrás en el tiempo. Tantos como la propia elaboración del pan y su uso por parte de la humanidad.

Pueblos antiguos como el griego, por ejemplo, solían preparar panes planos. Masas de cereales de diferentes tamaños extendidas como si de una pizza, una focaccia o una coca mediterránea se tratase, a las que añadían diferentes ingredientes. Es conocido el ejemplo del plakous, pan al que se le añadían plantas aromáticas, ajo y cebolla.

Pero si nos ceñimos a la base más estricta del plato, la propia masa horneada, el tomate y el queso, viajaremos en el tiempo hasta el siglo XVIII a los arrabales más pobres de Nápoles. Sería en aquel momento cuando se cree que todos estos ingredientes se dieron cita definitivamente dando lugar a la pizza. Las poblaciones humildes de estas zonas vencieron el miedo que se tenía al fruto rojo, que habría llegado a Italia en bajeles españoles considerándose venenoso, y lo añadieron a esos panes planos que preparaban.

<img data-attachment-id="69" data-permalink="https://thefoodiethree.wordpress.com/2018/08/21/la-pizza-un-amor-a-la-napolitana/pizza/” data-orig-file=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=566&h=377″ data-orig-size=”3000,2000″ data-comments-opened=”1″ data-image-meta=”{"aperture":"0","credit":"","camera":"","caption":"","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"","orientation":"0"}” data-image-title=”pizza” data-image-description=”" data-medium-file=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=566&h=377?w=300″ data-large-file=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=566&h=377?w=1024″ class=” wp-image-69 aligncenter” src=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=566&h=377″ alt=”pizza” width=”566″ height=”377″ srcset=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=566&h=377 566w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=1132&h=754 1132w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=150&h=100 150w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=300&h=200 300w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=768&h=512 768w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza.jpeg?w=1024&h=683 1024w” sizes=”(max-width: 566px) 100vw, 566px” />

Aunque elaboraciones sin algunos de estos concurrentes puedan considerarse antecedentes tal y como comentábamos, la pizza propiamente dicha en su versión más básica no era más que masa horneada, tomate y queso. Una evolución, dicen algunos historiadores, de esa «blanca». Los pioneros en el uso del tomate en estas zonas habrían sido los vendedores de espaguetis, según algunos estudiosos, y los vendedores de «pizzas blancas» simplemente habrían emulado la práctica en sus productos para contrarrestar la novedad de la competencia. La rivalidad habría sido el detonante.

<img data-attachment-id="70" data-permalink="https://thefoodiethree.wordpress.com/2018/08/21/la-pizza-un-amor-a-la-napolitana/pizza-pepe/” data-orig-file=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=561&h=375″ data-orig-size=”1024,683″ data-comments-opened=”1″ data-image-meta=”{"aperture":"8","credit":"","camera":"NIKON D800","caption":"","created_timestamp":"1408466474","copyright":"","focal_length":"85","iso":"200","shutter_speed":"0.005","title":"","orientation":"1"}” data-image-title=”pizza-pepe” data-image-description=”" data-medium-file=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=561&h=375?w=300″ data-large-file=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=561&h=375?w=1024″ class=” wp-image-70 aligncenter” src=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=561&h=375″ alt=”pizza-pepe” width=”561″ height=”375″ srcset=”https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=561&h=375 561w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=150&h=100 150w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=300&h=200 300w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg?w=768&h=512 768w, https://thefoodiethree.files.wordpress.com/2018/08/pizza-pepe.jpg 1024w” sizes=”(max-width: 561px) 100vw, 561px” />

De las pizzas auténticamente napolitanas, las únicas que reconoce la Associazione Verace pizza Napoletana, como la marinara y la margherita; esta última atribuida a la supuesta primera pizzería, Port’Alba, existente en la actualidad, y a la elección de una reina, Margherita Teresa de Saboya, esposa del rey Umberto I, por su similitud con la bandera del país. Pasamos a pizzas también italianas como la romana, elaborada con una masa más fina y crujiente sobre la que se coloca sólo aceite de oliva, sal y romero. O la amplia variedad de elaboraciones que pueden encontrarse en el resto de Europa, Estados Unidos, América Latina, Asia, Oceanía y en prácticamente cualquier parte.


Si buscas un vuelo, aqui los tienes baratos


Esta entrada fue publicada el Jueves, Agosto 23rd, 2018 at 6:37 Bajo la categoria Sin categoría. Puedes seguir las respuestas a traves del RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.