Paella de marisco

Recuerda que si necesitas pedir cualquier tipo de marisco para elaborar esta receta, puedes pedirlo directamente on line en marisco a domicilio, donde puedes encontrar marisco gallego de la mejor calidad.

Ninguna paella que hagamos en casa se parecerá a la valenciana pero podemos hacerla también muy rica si hacemos, sobre todo, un buen sofrito, que es la base de cualquier plato.

Esta vez la voy a hacer como me enseñó, hace ya muchos años, el cocinero de La Taberna del Alabardero en Madrid, en un curso de cocina.

Los ingredientes son:

Para 4 personas:

– Arroz (he calculado 2 vasos y medio)

– 1 pimiento rojo y otro verde

– 1 calabacín

– 1 ajo

– Una cucharadita de pimentón

– Unas hebras de azafrán

– Un preparado de paella (tiene mejillones, gambas, anillas de calamar…)

– Caldo de pescado*

* El caldo puede ser comprado. Yo lo tenía hecho de anteriores ocasiones y congelado. Siempre se echará el doble que de arroz.

Empezamos, como he dicho antes, con el sofrito. En una sartén (es mejor ancha y bajita, tipo paellera), ponemos 2 cucharadas de aceite, donde freiremos los pimientos. Cuando estén blanditos, incorporamos el calabacín. Salamos.

Una vez que esté todo bien sofrito, hacemos hueco para poner el ajo. Si lo echamos por encima de las verduras, puede que queden trozos crudos.

Rehogamos unos minutos y ponemos el marisco. Si utilizamos marisco fresco, este paso lo haríamos en los últimos minutos.

Cuando veamos que el marisco está descongelado y hecho, es momento de poner el arroz. Un truco que me enseñaron, es echarle un chorrito de aceite por encima para evitar que se apelmace.

Rehogamos durante 5 minutos y echamos el caldo. Éste debe estar muy caliente para no romper la cocción. Pondremos el doble, en este caso, 5 vasos. Si vemos que se va quedando seco, podemos ir poniendo poco a poco. En este momento, ponemos también la cucharada de pimentón y las hebras de azafrán.

El secreto está en no meter la cuchara para remover, sino mover la sartén para evitar que se pegue.

A mí me gusta dejarlo un poquito al dente. En mi cocina, ha estado 25 minutos. Como depende mucho del fuego que tengamos, vamos probando (también aprovechamos a rectificarlo de sal). Cuando esté al punto, apagamos, tapamos y dejamos 3 minutos que repose.


Si buscas un vuelo, aqui los tienes baratos


Esta entrada fue publicada el Miércoles, Marzo 20th, 2019 at 11:29 Bajo la categoria Sin categoría. Puedes seguir las respuestas a traves del RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.