Seguiré gritando "¡Ole!"

Recuerda que si necesitas pedir cualquier tipo de marisco para elaborar esta receta, puedes pedirlo directamente on line en marisco a domicilio, donde puedes encontrar marisco gallego de la mejor calidad.

Me sorprende el revuelo que se ha montado tras la prohibición de la fiesta de los toros en Cataluña que se hará efectiva en 2012. Crueldad contra los animales, dicen. Me sorprenden aun mas los motivos que llevan a un grupejo infecto de mojigatos progres a tener un razonamiento tan cerrado, simple y demagogo. Por no hablar de agresivo.

Todos sabemos que los discursos protaurinos y antitaurinos están gastados y ya no generan el impacto que tenían antaño, pero la verdad es que me da igual. Yo voy a soltar el mío porque me apetece y porque estoy en mi derecho. Porque lo hago no para contentar a la gente, sino porque me da la gana. Esta entrada la escribo para despertarle las ideas a algunas personas que -como dije en mi artículo sobre el feminismo- ven solo por su ventanita y se atrincheran en su parcela, arengando e increpando agresivamente al personal de turno que no comulga con sus ideas. Una actitud, dicho sea de paso, fascista. Si, he dicho fascista.

El principal argumento que esgrimen con furia los antitaurinos es que es un espectáculo cruel, malvado e inhumano, y lo peor de todo es que los protaurinos (como el que aquí escribe) entramos, nunca mejor dicho, al trapo e intentamos discutir con todo el mundo intentando convencer con argumentos que ya todos conocemos, pero es una discusión totalmente esteril y que no va a cambiar en nada las ideas de la gente.

Curiosamente, cuando se compara la Fiesta con otras actividades que si que son crueles, una de las respuestas mas conocidas de los defensores de los animales ataviados con ropas de piel -como no- es “Que la fiesta es cruel porque es sádica y porque es un espectáculo macabro”. Lo peor del caso es que aunque no lo pretendan están aceptando que no es la muerte y el hipotético sufrimiento del toro, sino la parafernalia y el ritual -sadista, según ellos- que desde hace siglos acompañan a un arte practicado en tantísimos países lo que les importa. Es decir, no es en realidad la muerte y el sufrimiento, sino que la gente disfrute viéndolo, en contraposición a su forma de ser, por lo que estamos ante un problema mas de conciencia que de derecho de los animales. Un problema extrínseco a la lidia. ¿Os habeis dado cuenta, amigos?

Hay muchas cosas que son crueles y sobre las que los antitaurinos (que se supone que “también” son defensores de los animales, excepto algún catalán) no actúan. Un claro ejemplo de ello son las matanzas del cerdo que se hacen en el 90% de las aldeas (no me invento la cifra). Como sabrá el lector, en dicha matanza se inmoviliza al cerdo entre varias personas, se lo tumba en una especie de mesa y se le clava un cuchillo bien afilado en el cuello, para que se desangre, porque así sabe mejor la carne; No hay que ser muy inteligente para entender que la agonía dura un tiempo, no es un sacrificio instantáneo en el que el cerdo no siente nada. Sin embargo en un matadero no se hace así, sino de dos maneras: una es matándolos de un shock eléctrico con una pinza especial situada en el cuello y otra es empleando una especie de pistola que a través de una carga de pólvora y un émbolo le clava éste último en la cabeza. Aquí tendrían los progres un fantástico campo sobre el que batallar, exigiendo una muerte rápida e indolora a un cerdo. Por cierto, por degollación se sacrifican al año miles y miles de animales, muchísimos menos que toros. Y supongo que la legitimidad del sufrimiento de un animal no varía de una especie a otro, ¿no?

Por no hablar de ese delicioso manjar tan codiciado por algunos, el marisco. Para preparar el marisco es necesario meterlo en una pota con agua y matarlo hirviéndolo vivo, tampoco es algo instantáneo, ¿no? tampoco está exento de dolor ¿no? Debe de ser que las nécoras y los centollos no miden 3 metros ni pesan 550Kg… ni que haya que jugarse la vida…

Todo esto por no hablar de los fantásticos y suculentos lumbrigantes de piscifactoría a los cuales les cortan las pinzas para que les crezcan otras de mayor tamaño, para placer y goce gastronómicos de los comensales…

Pero podemos seguir hablando de la caza de ballenas, de apalear hasta la muerte a las focas, para que la piel no se dañe, y demás… Pero esto trata sobre la tauromaquia, y este es un terreno sagrado para los paladines de la falsa y estúpida corrección política, que tanta mierda remueve en nuestro país.

Cada uno ve la crueldad según su prisma, y valora el sufrimiento según el tamaño del animal y lo cotidiano que nos resulta, algo bastante estúpido. Sinceramente, creo que en nuestro país (o Estado, si te empeñas en tener una “batalla semiótica” digna de cualquier gilipollas) hay cosas mucho mas importantes a las que dedicarse, y otras cosas que si son crueles a las que dedicar nuestra atención y esfuerzo, y no hablo de los cerdos, o si, pero de dos patas. Pero claro, ahí también tenemos otra cuestión totalmente ajena a la lidia: Que se llame “Fiesta Nacional”, algo que sin duda le retuerce las entrañas a los nacionalistas catalanes que solo miran por su agujero.

Pero al fin y al cabo el circo es el circo, con tanto ruído y tanto Mundial se nos olvidan los temas QUE DE VERDAD IMPORTAN y atañen directamente a nuestras vidas. Un 20% de parados (la cifra mas alta de toda la Unión Europea), mas de 4 millones de parados, unas cifras de paro entre los jóvenes absolutamente preocupantes, unas perspectivas de futuro bastante negras, el mayor recorte social de la historia de la Democracia, por un gobierno irónicamente socialista: Aumentar la edad de jubilación a los 67 años, congelar las pensiones, reducirles el sueldo a los funcionarios… y que los ministros entre pitos y flautas ganen 5000 euros al mes… ¡¡Ole!!

Pues ahora que lo pienso, con lo que han hecho en Cataluña con los toros va a mejorar mucho la calidad de vida de los españoles, si señor. Era lo que hacía falta. Este es un tema que es sumamente importante para atacar la situación verdaderamente dramática que vivimos en España. ¡Viva la ecuanimidad y la prioridad, si señor!… y ¡Ole!


Si buscas un vuelo, aqui los tienes baratos


Esta entrada fue publicada el Domingo, Septiembre 12th, 2010 at 21:01 Bajo la categoria Sin categoría. Puedes seguir las respuestas a traves del RSS 2.0 feed. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply